Blog ¿Quién soy yo?

Por lo general me considero una chica normal y corriente de este mundo a la que le suceden ‘cosas’, a mi parecer ¡Demasiadas cosas!, con mis peculiaridades que evidentemente hacen única y especial a una persona.

A veces… bastante patosa, no hay día en que no me haga algún moretón o que tropiece con alguna esquina de un mueble, el que sea…, una torpeza que nunca falla, cuando digo nunca es nunca, es ‘saludar’ algún marco de puerta. Bueno me considero normal pero soy ese extraño componente que hay en cada familia o grupo de amistades a la que le ha pasado y le pasa de todo y ‘de tot color’.

Cireto es que no sé estarme quieta.

Todavía conservo el dos como primer número en lo que se refiere a mi edad de nacimiento.

A de a Mis Casi 30, con carrera profesional encauzada, y empezando a palpar la vía de ser emprendedora.

Carácter… tengo mucho carácter. Aunque la verdad es que solo me sacan de quicio mi madre y mi ex. Orgullosa pero no rencorosa, de alma feliz, para empezar el día me levanto con el pie izquierdo y  si o si con una sonrisa, buena música y a tope. Súper en contra de las mentiras. Amiguísima de mis amig@s, aunque más bien solitaria en mi día a día, disfruto de mi soledad, de lo que me gusta y apetece hacer como: leer, escribir, practicar caligrafía con mil colores bonitos, me encanta viajar, bailar en mi dormitorio en braguitas sientiendome un espíritu libre, cantar bajo y fuera de la ducha y salir de fiestuki!

Mis pasiones, así pesando un poco rápido: viajar ‘of course’, , diseño gráfico y manualidades en general pero a mis 17 decidí tirarme por la rama de la hostelería. Magnifica profesión que me tiene enamorada, vivir regalando experiencias pero no es la vida que querría tener hasta el resto de mi trayectoria laboral.

Para acabar describiendo algo de mi físicamente, me considero mona, ni más ni menos, de constitución delgada, pelo castaño, ¿y ese color nunca está de moda?, ojos marrones, (a mi me gustan mucho, en forma de almendras pero pequeños, son peculiares).

Lo que viene a ser una chica mona, feliz de la vida, con carácter y con sueños cumplidos y los que me quedan por cumplir, sin pareja, lo que viene siendo una chica normal.

No es que le dé mucha importancia con el tema de tener novio o novia y ojalá hubiera la posibilidad de ser ‘novia’, por que estoy segura de que compenetraría muchísimo más y avanzar como pareja sería más fácil, pero no es mi caso…creo.

Y aún con todas bonitas y peleonas rarezas de las que forman lo que soy…a Casi Mis 30 me encuentro en la situación de que…

¡NO QUIERO PAREJA!

Supongo que las decepciones, esfuerzos, obstáculos y consecuencias aprendidas…Alguna vez os habéis preguntado, chicas y chicos, esto puede pasarle a cualquiera,

¿Por qué no vienen aprendidos?

No digo que tengan que saber cómo actuar en cada situación de una relación,

¿No pueden ser algo más lógicos o es que simplemente no me quieres?

Me indigna que parezcan ‘burritos’ que solo aprenden a base de palos, aunque más bien pienso que son muy listos y se los dan de tontos hasta que ya lo calas demasiado rápido.

Desde mis experiencias y vivencias vividas a más de dos años de cumplir los 30, sin dar muchos detalles y esquematizando mucho, la edad de mis parejas ha sido: diez años más mayor, dos y cuatro menores que yo o más dos y tres años que yo. No son correlativos.

Voy a ir acabando ya que no quiero liaros mucho en tu primera impresión.

Mi objetivo en este blog, es conseguir una pequeña ‘virtual family’ donde no sentirme sola emocionalmente. Adoro a mis amig@s pero la mayoría tienen pareja, con todo lo que conlleva eso y más acercándonos a la etapa de bodas, niños, pocas quedadas y mucho que contar en poco rato.

Mi sub-objetivo es poder encontrar respuestas respuestas con vuestras vivencias o comentarios respecto a lo que vaya comentando y ayudarnos en los obstáculos que se interponen en nuestros sueños.

Animate y…¡Cueátame algo!

Amigshe, 30 enero 2017.

Derechos Registrados. Imagen: Sara Herranz